Panóptico. 93

Quiénes ganaron con el atentado de Manchester…Las batallas de los Trump…Aprueban matrimonios gay y quitan estatua.

May toma ventaja.

Quien puede disputarle a Trump el nombramiento de personaje de la semana, es Theresa May. Y cerca se les pone Ariana Grande. La muchachita salió beneficiada por el ataque en el escenario de su concierto en Manchester. Disparó su imagen hasta las atenciones que se le conceden a una figura de época, analizando las cualidades que la colocaron entre la preferencia del público juvenil. Llegó el tiempo para quienes no la conocía, de investigar sobre ella, aunque fuera de primera mano, y ella no se bajó del carro con la atención que ofreció a los familiares de las víctimas.

El atentado favoreció la iniciativa de Theresa May de hacer de Reino Unido pionero en la regulación de contenido en internet. Hace semanas, Gran Bretaña comenzó una persecución en contra de buscadores y medios sociales, por las imágenes de terrorismo, pornografía y otro tipo de violencia hacia los que esos sitios conducen.

The Guardian había publicado ese día el manual interno de feis buc para terrorismo, sexo y violencia. Durante la reunión del G7 ayer, May solicitó apoyo para prevenir esos contenidos, y el atentado le sirvió para reforzar su argumento. Es común un atentado cada vez que un gobierno plantea intenciones sobre prevención. Y siempre se valen los gobiernos de la desgracia para impulsar sus deseos. La militarización de las calles de Manchester son consecuencia de la estrategia.

May había puesto su imagen bajo escrutinio popular días atrás, cuando anunció que las elecciones de junio serían subsidiadas con dinero del fondo de pensiones. El atentado la hizo declarar que se suspenderían. El delirio de persecución ha poseído a Teresa, empeñada en cazar a poderosas compañías de internet. A Zuckerbeg ya lo ven como criminal los servicios de seguridad británicos.

Lo más reciente del gobierno de May, fue costear desayunos escolares con dinero disponible para cubrir los agujeros negros en las finanzas de las escuelas.

Entre niños y tercera edad, May se fija en su persecución a los medios. El atentado le quedó bien calzado, como a todo gobernante con delirio de persecución, bajo la premisa orwelliana de que si el gobierno pudiera inventar una enfermedad que minara a todos, lo haría.

Buscando la pelea.

Su hizo mutis con Trump en el encuentro mutuo, por publicaciones de antagonistas del presidente sobre la bomba del atentado (The new York Times.) un episodio añadido a la violación de secrecía del magnate, quien hoy amaneció con otro señalamiento en su familia. La investigación rusa tocó a Kushner. Lo acusan de intromisión en las elecciones de 2016 y entrega de información.

La presidencia de Estados Unidos quedó como una empresa familiar, socavada por los nombramientos de familiares en posiciones cercanas al presidente. La gira intercontinental de Trump, concluida esta semana, estuvo proyectada por el negocio cerrado por su Kushner con Arabia para el comercio de armas de guerra. Durante su escala en Europa, Trump reafirmó su intención, vista infaltablemente en sus discursos en cualquier parte y ocasión, de la guerra como solución a los conflictos mundiales, con el reclamo a la Otan de que muchos de sus miembros no cumplían con la cuota del apartado militar.

Con la guerra Estados Unidos sanea su economía. Así ha sido desde el siglo anterior, pero la cola de la familia quedó sujeta por la trama rusa, no obstante haber retirado Trump al director del Fbi sin tener, como para la Suprema Corté, una persona de sus confianzas para el encargo.

No se puede organizar un gobierno a la mejicana en donde las instituciones gozan autonomía y poder.

Cosas de género.

El Islam firmó otra bomba. En Somalia. 6 muertos, el reporte inmediato en la semana. Asia tomó esperanza con la aprobación del matrimonio gay en Taiwán, pero Bangladesh fue contra el género al retirar una estatua de mujer en la afueras de un templo. El islam presionó para el retiro. Alegó que sus códigos impiden esas imágenes cerca de sitios sagrados.

Anuncios

Un comentario en “Panóptico. 93

  1. Pingback: Panóptico. 136 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s