Panóptico. 95

Los saludos de Macron Trump y las manos de este y Melania…Corbyn contra May…Refugiados y atentados…Siguen las musulmanas con su ropa…Algo más.

 Semántica del poder.

El mes arrastró hasta su propio final, gestos y batallas simbolizando con ellos poder. No tarda en hablarse de cada detalle. Hasta del que por protocolario parece insignificante. El apretón de manos de Macron a Trump partió plaza. Sentó expectativa para el encuentro de Emmanuel con Putin, pero entre este par, hubo más sobriedad. Más rutina en la unión de manos esgrimista entre líderes de naciones que se raspan. Era para poner distancia. Lo confió Macrón. Estudió el estiramiento de la mano que hace Donald en los saludos. Lo anticipó. Marcó con ello el territorio; lo salvaguardo como el perro que circunda su territorio; y se mostró lucido. No soltaba al estadounidense que no podía escapar de una sacudida corporal que pudiera ser presagio de cómo serán las relaciones entre los dos países mientras tengan a esos presidentes. Cuando Trump visitó durante su campaña a un tipo detrás de la frontera sur de Estados Unidos, el saludo del candidato se vio como sumisión del otro. No quiso eso Macron. Trump acaba de sufrir revés de parte de Melania, quien apenas aterrizar en Israel e Italia, se negó a tomarle la mano. La segunda vez, para arreglarse el cabello. Fue el 2-2 en el marcador del matrimonio, porque el día de la toma de protesta, y al llegar a Florida semanas después, en febrero 7, fue Trump quien no le quiso tomar la mano a Melania.

The New York Times marcó la trascendencia de estos gestos durante vistas de la gira que los mostró, y cita al historiador presidencial de Estados Unidos, Michael Beschloss, para decir que las primeras damas hacían la diferencia en este tipo de viajes, pero pone a la actual lejos de Kennedy, por ejemplo.

Macron indicó el camino que nadie había explorado. Macron, el recién legado a la élite política mundial, sin haber firmado nada grande aún durante su presidencia, encara a los gobernantes rivales con el saludo. Merkel se reservó ante Trump. No supo cómo enfrentarlo en el protocolo, y Theresa May, quien se propuso pararlo (a todo el mundo quiere frenar ella), veló sus armas.

Agregan pólvora.

Las tiene concentradas en las elecciones generales. Jeremy Corbyn se había afiliado al discurso del terrorismo para impulsarse, pero las encuestas lo ubican debajo de May. La maledicencia le sacó al candidato un encarcelamiento que sufrió en 1986 por participar en protestas contra Ira, pero él se sujeta de los grandes conflictos enfrentados hoy por May, y por el Reino Unido, para fincar las posibilidades de su partido.

Promete alentar el referendo de Escocia, si gana. May le come tiempo a Sturgeon para ello, y plantea anular el Brexit, en tanto Corbyn ayudaría a que Escocia tuviera el suyo.

En uno de los rescates lingüísticos que se están haciendo en el mundo, de eras muy anteriores, May usó el de sus predecesores ante los conservadores en 1957, cuando ellos aludieron al despojo de armas de Gran Bretaña, diciendo que hacerlo sería dejar al secretario desnudo. Desnudo fue la palabra con la que May definió la posición de Corbyn ante el Brexit, y mientras Theresa siga en la batalla verbal, es porque el enemigo tiene vida. Nadie desgastaría la lengua ante un moribundo.

No lo ven por ahí.

El terrorismo y Corea del Norte han unido a las potencias. Diplomacia de Japón llegó a Pionyang tras el lanzamiento de un misil sobre aguas niponas, y Trump respondió con dos bombarderos. Australia reforzó a sus tropas en Medio Oriente, y (en otro tema) el jefe de Asio, su agencia nacional de espionaje, deslindó a los refugiados de ser los causantes del terrorismo en el país.

De acuerdo a él, Duncan Lewis el terrorismo en Australia se debe a una interpretación errónea del Sunni Islam de parte de los refugiados.

Hoy, solicitantes de asilo se dicen cristianos coptos, y hay duda sobre muchas de esas filiaciones, además se ser una religión de perseguidos. El domingo, el autobús que trasladaba a un grupo de ellos, atentado en El Cairo. 28 muertos. En abril, en Alexandria y Tanta, otro ataque contra religiosos de esos. 49 fallecidos. Y 29 en diciembre.

Los blancos sobre países en contra de grupos islámicos y otros, encontrarían razón en estos refugiados. Aparte es la persecución religiosa, pero Australia, que ha mostrado temor ante el terrorismo, se hace un asilo abierto.

Otro escenario para la lucha.

Las musulmanas continúan ganando su batalla. Las integrantes del grupo mocil Voice of Baceprot, también llamado Noisy Voice, hacen sus presentaciones con hijab. La barrera que hay ante la mujer musulmana, la atacan con su música. Heavy metal.

 Lo de todo este tiempo.

Nuevo ataque con cuchillo. Por defender a mujeres musulmanas. El agresor, les gritaba. Sucedió en Portland. En el país donde se ubica esa ciudad, la modelo Rache Ricket dijo que la despidió la empresa con la que hacía un trabajo, por estar ella en su periodo.

Las bombas de Kabul y Bagdad, la nota interminable. Y en Brasil sacan nuevo recurso constitucional para nombrar presidente por si Temer no siguiere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s