Copa Confederaciones 2017. Fecha 2. Indiferencia, impotencia y deber.

El juego discreto desató emociones e incertidumbres proponiendo un cierre de liguilla con calculadoras.

             Ratificó Chile su favoritismo, compartido ya con Alemania y Portugal.

             Nueva Zelanda convenció pero es el único eliminado.

             La defensa con tres centrales tomó primacía sin establecerse como tendencia por ser, a veces, estrategia de esquemas experimentales.

             Australia, Camerún y Rusia dependen de sí, pero rezan.

             Combinaciones de pavor en la última jornada.

Alemania ya pautó el torneo. Como en su primera participación (1999) desdeñó el campeonato y envió equipo alterno. Con táctica experimental, que aprovecha a los rivales, se desentiende del favoritismo y de la preocupación por el título de mayores faltante en su palmarés. Con esa indiferencia es favorito. Lo mostró dominando al equipo más potente y constante de los que están en el torneo. Chile, empero, no ha perdido su estima de quizá máximo favorito. No resistió el juego alemán en el segundo tiempo, pero se adaptó al avance territorial alemán para aprestarse a contragolpear, algo que hace tan excelso como su paseo de balón.

Portugal cumple su previsión de favorito. Ganó como lo hizo en la Eurocopa. Con marcador mínimo y buscando alineación ideal. Es lo que hicieron siete de los ocho equipos. Alemania, la excepción. Löw sólo quiere ensayar, y si con eso se encuentra con el título, marcará más el torneo; en mediocridad, porque no es una Mannschaft tan potente, pero sí acorde a la grandeza de su historia.

Chile apenas hizo variación. Del cuadrado al rombo para punzar la contención alemana. Rusia mantuvo su defesa de cinco, pero con cuadrado en medio. Portugal le buscó equilibrio con Adrien Silva y William Carvalho, y Bernardo Silva para tener el balón y jugarlo pausado.

Osorio varó a defensa con tres centrales y se aferró a ese esquema. No temió el buen partido de Nueva Zelanda o lo enfrentó temerario. Los Kiwis fueron los perdedores destacados de un torneo que tiene muchos equipos acéfalos e impotentes. Australia fue el otro equipo en usar defensa con tres centrales. 5 selecciones la armaron así y la estrategia rival fue apresurar la conclusión de las secuencias de gol. Aparte de Alemania, ningún equipo retuvo el balón mientras atacaba. Los demás soltaron disparos desde fuera del área antes que proseguir la secuencia, que enfrentar a conglomerados defensivos frágiles que en el mano a mano fueron superados. Así se produjeron goles ante el último defensa y el penalti; el que recibió Australia para meter a la estadística en cavilación.

Porque no obstante mantenerse la alta diferencia entre equipos, excluidos sólo Alemania y Chile, partidarios del equilibrio, las cuentas para determinar calificados serán de segundo grado.

Rusia califica ganando. Con empate, sólo si Portugal pierde, porque la diferencia de goles rusa seguirían en +1 y la lusa quedaría en 0. Los Dragones avanzan si no pierden. Si empaten, para salir líderes, Méjico tendría que perder o empatar y con esto último los de Santos superar el goleo verde. 4-3 azteca y 3-2 ibérico.

El Tri queda fuera si pierde. A menos que Portugal perdiere y los Verdes mantuvieren mejor diferencia que los Dragones.

En B, Australia y Camerún gana, a Chile y Alemania, todos tendrían 4 puntos. Las diferencias están en favor de los andinos si se dieren esos 1-0. La Roja tiene 3-1; la Mannschaft, 4-3; Aussies, 3-4 y Leones, 1-3. Con esos 1-0, Alemania y Australia irían a sorteo.

Chile y Alemania califican s empatan y la Roja sería líder. Australia y Camerún necesitan ganar y superar el goleo de su rival para asegurar ser 2, caso de que otro no gane, o si se diere el empate global de puntos.

Mucho cálculo para tan poco fútbol.

El once de la jornada.

 Akinfeev

8

Isla                 Ngadeu         Durante         Suele             Aquino

7                     7                     7                     6                     9

Mooy              Zambo-Anguissa

7                     8

Stindl             Alexis Sánchez       Vidal

7                     8                                 8

Dt: J. Löw.

El once del torneo al día.

Akinfeev

7.5

Mabouka       Nagadeu       Durante         Moreno          Aquino

7                     6.5                  6.5                  7                     9

Mooy              Zambo-Anguissa

7                     7.5

Smolov          Stindl             Vidal

7.5                  7.5                  8

Dt: J. A. Pizzi.

Anuncios

Un comentario en “Copa Confederaciones 2017. Fecha 2. Indiferencia, impotencia y deber.

  1. Pingback: Gaceta fútbol. 877 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s