Soliloquios sobre fútbol. 1

Los veranos no son como antes…Chile podría ser descalificado para el Mundial…Se puso en rojo la Superliga china…Diferencia salarial entre ligas de Méjico y Jamaica.

Los veranos reclamaron institucionalización por sus ediciones en 2017, una de las cuales sirvió una primera desgracia para una selección, mientras unas finanzas se debaten y otras estaban contrastadas.

Señales para la calendarización.

Se había escrito y visto. El fútbol no tiene más veranos para el reposo. Las temporadas se empalman y coinciden en su final con la siguiente en su comienzo. Los campeonatos de selecciones estrecharon el calendario y el descanso. Los jugadores agotan el físico. Los espectadores las neuronas, la vista y, quizá algunos, la cartera.

Y en vez de calmar la secuencia, el organismo rector del negocio, que tanto clamaba por el descanso de los actores, se involucra entre los inventores de competencias que dejan poca satisfacción.

Aparte son las series veraniegas entre clubes donde se apuran encuentros hasta la exigencia de la competencia. Clubes que eran muy cuidadosos de su prestigio, firman giras a cambio de mucho dinero sin comprometerse a poner a sus mejores onces. El caso en Estados Unidos, y en Asia, con partidos entre equipos que menos de tres semanas después se verían en Supercopas dio formalidad a pretemporadas con Real Madrid-Barcelona, y reserva del mejor espectáculo posible con Arsenal-Chelsea y Real Madrid-Manchester United.

La alerta resurgió con selecciones. Concacaf padece en años nones con representativos que deben contestar la Copa de Oro y, en un año, la Copa América y en otro la Confederaciones. El imperativo de convocar a dos selecciones un mismo técnico, desdeña la Copa de Oro. Incluso sin tener otro torneo cercano, hay selecciones que envían a ella un equipo suplente o que difícilmente volvería a reunirse.

Surgió hace tiempo la noción de hacer la Copa de Oro cuatrienal. Eso no terminaría el conflicto con el proyecto de hacer el Mundial de Clubes en los veranos de años nones. Fifa propone, o solicita, que la Copa América se haga en año par, coincidiendo con el de la Eurocopa, para dejar libres aquellos veranos y organizar en ellos un Mundial para el que no hay proyecto elaborado.

La Copa de Oro seguirá destinada a compartir calendario se juegue o no bianual, o se haga cuatrienal, y, en el segundo escenario, se mantenga en año non o se mueva al de la Eurocopa.

No es cuestión de calendarización. La programación en cada confederación responde a los tiempos de sus ligas ajustados a condiciones climáticas y sociales favorables.

Un Mundial de Clubes en el verán sería el culmen de la contrariedad. Jugadores de élite no tendrían descanso. En años pares jugarían por selecciones y en nones por clubes, y las series entre estos tomarían formalidad dejando las mascaradas en que grandes rivalidades han convertido los veranos.

Es mayor la preocupación fuera del campo.

El de 2017 podría ser para Chile tan nefando como el de 1989 cuando la Roja quedó excluida del Mundial con el número montado por el Cóndor Rojas. Barnechea sirvió el escándalo. No puede pagar la cuota para jugar en Primera B. Dos  millones de pesos chilenos y llevó el caso a tribunales. World soccer mencionó palabras de un directivo chileno: es el único torneo donde se castiga al que asciende y se premia al que pierde la categoría. Este recibe alrededor de seiscientos mil pesos.

Brasil pasó angustia por el caso de Gama en 2000, relatado en otro apunte, cuando la Canarinha sufría en la eliminatoria y Fifa le advirtió sobre la desafiliación porque el club pisó tribunales.

Si no recibe descalificación, Chile podría ver descontados los 2 puntos que se le atribuyeron en la eliminatoria por alineación indebida de Bolivia, si prospera la apelación para que se restituya el 0-0 original. La Roja quedaría más comprometida en la eliminatoria sin esos puntos. Perdió en la Final de la Confederaciones.

El paraíso se pone en rojo.

Ni tiempo tendrían clubes chinos para la zozobra porque sería de aplicación inmediata la desafiliación de 16 de ellos por no guardar sanidad sus finanzas. El derroche con el que hicieron efímeras marcas de transferencias, hizo su efecto. Fifpro comunicó de apoyo para los jugadores el día 27:

FIFPro is ready to offer assistance to professional footballers in China and other parts of the world where local player associations do not yet exist. 

Media reports this week revealed several Chinese Super League clubs are falling behind on payments, and FIFPro wishes to ensure that affected players have somewhere to turn to for help, if needed.  

The Asian Football Confederation (AFC) recently warned clubs in the region to settle all debts by August 31, or face disqualification from AFC matches, a move FIFPro welcomes.  

Overdue payables is a global concern with 41% of the nearly 14,000 players surveyed by FIFPro, in 2016, stating they had experienced unpaid wages and bonuses in the last two seasons.

In Asia, FIFPro conducted a separate study in 2015, of over a 1000 players in nine countries, that revealed 26% of players on the continent had recently been subjected to overdue pay.   Players in China do not have the benefit of a local players’ association to protect their interests.

In light of China’s strong commitment to developing football, FIFPro would like to work with local authorities, the AFC, FIFA, and other relevant stakeholders, to help China achieve the highest possible standards of football governance.

In time, the establishment of an association which protects the players and ensures their voices are represented in administering the sport would be beneficial to further enhance China’s plan to become a global football powerhouse.

Las fuentes de la noticia apuntan hacia The Mirror. South China Morning Post se resistió a dar ese crédito y protegió la veracidad de la información. Don Balón publicó que grandes contratos se ofrecían ya a precio de saldo.

La burbuja se hizo frágil muy pronto.

Por si preguntaban.

Se hizo tan grande como un socavón salarial. No se concibió en un país de necios que Méjico fuera eliminado por una selección semi profesional de Jamaica en la Copa de Oro. Se habló de lo que se cobra en cada liga sin cifras en la mano. Forbes los dio en 2014: un jugador de liga mejicana gana trescientas cuarenta y seis veces más que uno de la liga de Jamaica.

Meses después, The Daily Mail reportó en el equivalente a doscientas sesenta y seis mil libras esterlinas el salario promedio anual de un jugador de liga mejicana.

Relacionando las dos fuentes, un jugador de liga jamaiquina gana en promedio poco menos de setecientas setenta libras al año. Poco más de quince mil pesos mejicanos, alrededor de un veintiinco por ciento menos del salario mínimo anual en Méjico.

Anuncios

3 comentarios en “Soliloquios sobre fútbol. 1

  1. Pingback: Soliloquios sobre fútbol. 5 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Soliloquios sobre fútbol. 8 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  3. Pingback: Soliloquios sobre fútbol. 19 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s