Panóptico. 104

Con la peatonalización del centro de Morelia…Llamadas e insultos entre presidentes.

 Uno de los proyectos caros de la aldea, en el aspecto monetario, no en el anhelado, continúa causando enojo, quizá muy proporcional al que expresaron dos mandatarios.

Historia sin fin.

La imagen que el visitante de Morelia se lleva de la aldea, de su centro, la parte en la que suele pasar más tiempo, sigue sin corresponder al lema de gran ciudad, asociado al título de patrimonio de la humanidad, pregonado por algunos empeñosos en engañarse a sí mismos. Porque ellos piensan que mantienen en el engaño al pueblo, y que son auténticos depositarios de los valores de la función pública. Los engañados son ellos, porque la gente hace tiempo dejó de aceptar el cuento. Aunque siga escuchándolo debido a la pasividad que muestra ante las determinaciones de quienes tomaron el poder de decidir.

No hay finalidad definida al cierre de calles del primer cuadro. El ahorro de tiempo para el peatón es mínimo. Se evita esperar para cruzar y perderse entre los vehículos que saturaban esas calles. Gana segundos en el andar. El objeto anunciado del cierre fue, empero, hacer disfrutable el tránsito peatonal por el centro.

Los automovilistas no quedaron considerados en el proyecto. No entraban en el mismo. Las domingos se hicieron más placeros con la novedad de bancas que pocas semanas después de haber sido instaladas en donde antes era asfalto, ya solicitan su cambio. Alguna por maltrato; otras por ser declaradas de efímero futuro ante la veleidad climática del centro.

Un centro que no alteró su rutina, y que ofrece la imagen de aldea que se ha ganado Morelia. Domingos con la calle principal cerrada, con bocinas que son un atentado para los oídos por su sonido con el cual reproducen temas de la vecindad del Chavo o de la reina de los niños.

Contaminación auditiva con que agasajan al visitante. Y en el momento menos esperado, porque se cree a los autores intelectuales del desarreglo, que las obras quedaron terminadas, aparecen trabajadores para volver a taladrar las calles porque algo quedó pendiente o se ocurrió de repente.

El peatón apresurado, como el habitante de Morelia que anda en el centro, no observa los cambios que le indican. Le allanaron el camino hacia la parada de su transporte o lo hicieron apurar el paso por calles donde este pasaba hasta hace poco, para tomarlo en otra calle.

Y se le obstruyen las calles con gente acumulada en derredor de las banquitas o sobre antiguas aceras por las que el peatón podía andar con cierta comodidad.

El bloqueo no sólo fue para los vehículos. La gente de a pie lo experimenta a su manera.

Bocas con y sin teléfono.

Como presidentes las palabras de homónimos. Trump siguió haciendo de su teléfono algo tan hiriente como sus posturas de máximo ciento cuarenta caracteres.

Se esparcieron las transcripciones de llamadas hechas a Turnbull y a uno al que Maduro llamó cobarde, en enero. El enfado llegó hasta Australia. Ofensivas se tomaron las palabras de Donald hacia Michael: eres pero de lo que yo soy. En esa y la llamada al cobarde, Trump impuso sus designios para con las dos naciones. La necesaria pared al sur de su país, y no validar el acuerdo dejado por Obama para ayudar a refugiados de Nauru.

Antes, el cese de Anthony Scaramucci como jefe de prensa de la Casa Blanca, cimbró la sede del poder estadounidense, y The New Yorker publicó una entrevista en la que no se le escuchó contento.

El audio y la transcripción aparecen el portal de la revista.

Y Duterte llamó tonto e hijo de perra a Kim Jong-un, en desacuerdo con sus ensayos con misiles y la posibilidad de que uno se estrelle en algún punto de Estados Unidos.

China se deslindó de tener responsabilidad en el tema, por no aceptar ser emisaria de Trump, y defendió con eso su sociedad con Corea del Norte. Un interesante juego a tres bandas el que sale desde Filipinas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s