Soliloquios sobre fútbol. 8

Un reto del Psg…¿Zidane desdeña la Supercopa de Europa?

Se presenta fuera del campo un competidor que en la cancha no sobresale para jugar partidos que algunos miran de reojo.

Una irrupción peligrosa.

Desde hace aproximadamente veinte años, Real Madrid y Barcelona quieren a los mejores jugadores del planeta. Mucha responsabilidad tienen los dos clubes en que la liga española sea para muchos la más anhelada para jugar en ella. El impulso surgió cuando Italia dejaba esa preferencia –al menos la gozaba por los salarios que ofrecía- atraída por Inglaterra. La Liga de las Estrellas arrebató las mayores ilusiones.

Llegó el juego limpio financiero para regular los costos en los traspasos y exigió transparencia en ellos. Desde lejos, al parecer, llegó el mayor atentado que la economía del fútbol europeo haya tenido. Se dice que Psg tiene su sede en Francia y la cartera en Catar.

No se aclara el origen del capital con el que se llevó a Neymar a la Ciudad Luz, y los anhelos no paran para los jeques propietarios del club. Mbappé y Coutinho serían los siguientes objetivos.

Draxler, de quien se escribió dos días atrás, no cabe en el equipo con la llegada de Neymar, recibe otras amenazas de der desplazado por esas hipotéticas contrataciones. El tridente de Emery quedaría rearmado. Se ha leído sobre una posible salida de Cavani. El 4-3-3 citado en el apunte sobre Julien, daría cabida a todos, incluso al alemán. Mbappé aquí sí podría ser titular inmediato, pero sobrarían titulares, inaceptables para la banca.

El tema sigue con lo financiero. Por Kylian, Real Madrid se mostró dispuesto a desembolsar alrededor de ciento ochenta millones de euros. Coutinho elevó su cotización por el interés que el Barcelona tiene en él, aunque se diga que fue un requisito de Neymar para irse al París.

No ve París el caso de China, al borde del desastre financiero por pagos irracionales en traspasos, y el fútbol europeo parece burlado en tanto no se satisfaga a las voces que piden explicación y muestra de honestidad en la transferencia de Neymar. No se debe gastar en una con dinero ajen a un club.

Hay un referente claro para el París con los dos clubes a los que pretende arrebatar ser el deseo para jugar en ellos. Para 96-97, Barcelona derrochó para ganar la liga. Capello llegó al Real Madrid y con menos de lo que los Azulgrana invirtieron en Ronaldo, el Fenómeno, en la Casa Blanco pagaron los pases de Ilgner, Roberto Carlos, Seedorf, Suker y Mijatovic, y le quedó para reforzarse con Panucci a media temporada.

El Madrid salió campeón con cierta autoridad, y el balance del Barca resultó frustrante.

Psg está compitiendo donde ve que puede ganar. En el campo no puede contra las potencias económicas y futbolísticas del continente. Estas tienen economías maduras porque antes del gasto están la planeación y la racionalidad.

La táctica de costumbre.

Un partido al que no puede llegar el París lo plantean unos con algún desdén. Zidane llevó a Ronaldo a la Supercopa europea sin garantizar su alineación. El técnico preferiría reservarlo para la Supercopa española.

Cuando no contó con el portugués, Zidane empleó a jóvenes. Asensio, Vázquez y Mariano, este ya fuera del equipo, porque no tenía a quién acudir. Con Ronaldo en la misma forma que varios de sus compañeros –no jugó en pretemporada- sin estar en su tope, no requerirlo ante Manchester United indica que Zidane vuelve a delegar confianza en los jóvenes.

Para el francés sería más importante la Supercopa nacional. Le influye que sea contra Barcelona, y prefiere su mejor once posible para el doble encuentro con los Culés.

Desde su primera temporada en el banquillo del equipo, Zidane juega con estas situaciones. No da seña del esquema que empleará cada vez que hay duda sobre la disponibilidad de un jugador.

Los jóvenes no han fallado y en Skopje no los usaría ya por no tener opciones, sino por confiar en ellos, no precisamente sobre una estrella.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Soliloquios sobre fútbol. 8

  1. Pingback: Copa de Europa al día. 10 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s