Panóptico. 107

Presagio de cercos policiales en Morelia…Países están quedando aislados…Elecciones en Kenia.

 Detrás de la propaganda.

El gasto para el narcisismo de la administración pública de Michoacán en medios nacionales, es indicativo de que las cosas no cambian ni cambiarán en el estado. Menos en Morelia, donde la normalidad se convirtió en la incomodidad de la gente que acude al centro.

Cuando más se escuchan promociones sobre una administración, menos esperanza se ha de tener sobre la mejora de una entidad o comunidad. El mayor cargo burocrático en Michoacán fue tomado como un trampolín desde el cual sólo es posible impulsarse, ante la gente, no ante los organizadores del teatro guiñol con quienes aprestan el salto- mediante la difusión de acciones que dan beneficio a un estado.

A un mes y días del calendario más festivo de Morelia, la imagen de la aldea atisba seguir cuidándose, en beneficio de un candidato político, con retenes policiales, y hasta militares, en esos días; los que convocan más gente al centro

La imagen del miedo por el enemigo que no existe, sino mostrada en esos operativos de protección a funcionarios locales o invitados, es la que ha denotado la visión de Morelia. El habitante la padece. Al país se le entera mediante la publicidad de acciones imposibles de comprobar para el consumidor de comerciales en otras entidades, de la ciudad (sustantivo genérico con el que se involucra a Morelia entre las grandes poblaciones) de grandezas en que los discursos de campañas permanentes la convierten. Como si fuera de una ciudad de hadas. Campañas que se hacen desde los cargos que antes ocupaban los gobernadores y presidentes municipales.

Las situaciones no han cambiado en Morelia, y el septiembre de cada año, desde el arrojo de las granadas en 2008, apresta devolver la incomodidad a quienes, sin que nadie los obligue, acuden en esas fechas al centro, ante la falta de apoyos para costearse un circo de verdad, y no el que montan los que mediante aquellas promociones hablan de sí mismos y no de una ciudad o un estado.

Los daños e incomodidades en Morelia no son la imagen del habitante, ni de Morelia. Es la imagen de esa gente que pagando publicidad, con dinero del erario que debería gastarse en arreglar programas sociales –y los culturales de los que tanto se habla como sanadores del estado- se promueve hacia altas escalas políticas sin haber solucionado los grandes defectos que les solicita el pueblo.

Días de furia y duda.

No existe en Morelia la réplica a funcionarios que tienden a dictadores con las reformas que consiguen para mantenerse en cargos de presunta elección popular. El mundo está viviendo la institución de regímenes para perpetuar la estadía en el poder de varios gobernantes. En Michoacán, como en su país, se cambia al sujeto mediante la declaración de que no se puede reelegir un mandatario, aunque este sea de aldea.

La elección del viernes en Rwanda, comentada ayer, no entregó al mundo más que la versión sin reclamo de que el noventa y ocho por ciento de los votantes aprobó la reforma constitucional que, dios mediante, prolongará diecisiete años más en la presidencia a Kagame.

Venezuela (o debería decirse Maduro) prohibió a partidos opositores inscribirse en las siguientes elecciones. América se ha unido en contra del país, por las medidas dictadas por Maduro, sin advertir las naciones bloqueos, pero sí retiro de relaciones diplomáticas. Perú, sede de un encuentro de presidentes del continente para tratar la situación, ha anunciado disposición a dar ese paso.

Al igual que Corea del Norte, Venezuela va quedando en aislamiento. El caso coreano se tocó ayer, y más que el espoleo de Estados Unidos (o debería decirse Trump) contra esos países, reto que amaga conflictos más allá de lo administrativo, se cree decisiva la intervención de Rusia y China antes las dos naciones. Las dos están a poco de ser borradas de mapas diplomáticos.

De acuerdo a Estados Unidos, el país no intenta derrocar a Kim. Contra Maduro es distinto. No permitiría el bloque americano que Estados Unidos tome el control de la situación. Para Corea del Norte, Trump emplea a Corea del Sur, avalando que pueda tener misiles más potentes, y ve a China reticente hacia un apoyo ante la nación de Kim.

Y es que China cuida los intereses que se vieron ayer. El comercio con esa Corea es en parte, lo que lleva a las dudas sobre el cumplimiento de las nuevas sanciones de la Onu a los peninsulares.

Catar ha sido el punto más flaco de Estados Unidos. Tillersson no consiguió conciliar al emirato con las naciones que lo bloquearon orientándolo hacia el aislamiento por sus reproches hacia ellos.

Regímenes están emergiendo, o reforzándose hasta tomar carácter de dictadura por reformas constitucionales en beneficio de un individuo, sin el respaldo de referendos o plebiscitos. Y si se hacen, puede pasar lo que en Hungría, en el recordado caso de la imposición del presidente sobre la decisión popular en el referendo del 2 de octubre de 2016.

Una nota más.

Uhuru Kenyatta, continuador de una tradición presidencial, iniciada en Kenia por su padre, se integró a lo anterior. Se anticipó mucha seguridad para la elección de hoy, y se teme por manifestaciones violentas por el resultado que renueva el mandato de Kenyatta. Al cierre de la votación, su vocero reportaba que lideraría el cómputo con la obtención del cincuenta y cuatro por ciento de los votos.

Un margen de victoria que deja a poco más de la mitad más uno inconforme, cuando hay dos candidatos. El otro, Raila Odinga, es hijo del primer vice presidente del país, cuando Jomo Kenyatta era presidente. Este era el padre de Uhuru.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s